La Argentina Gourmet

El paraíso de la aceituna riojana


30 de noviembre de 2015

La Argentina Gourmet

Conocimos a la familia Dahbar en Villa Mazán, cuna de la olivicultura.

Don José, padre de Daniel.
Click en la foto para ver galería


Daniel Edgardo Dahbar es riojano, nacido y criado en Villa Mazán, el lugar elegido por el abuelo Salim Dahbar, un inmigrante sirio que vió en La Rioja y en especial en esta zona similitudes geográficas con su Yabrud natal. Allí criaron sus hijos mientras se dedicaban al comercio y al cultivo del olivo. Esa tradición ya está entrando en su cuarta generación. Daniel cuenta con el apoyo y ayuda en los números de su compañera y esposa María del Carmen Martínez.

El estilo de los Dahbar es el del olivarero tradicional, no usan agroquímicos ni nada que vaya en contra de la naturaleza, según nos relata Daniel. "Utilizamos agua de riego proveniente del río Salado que nace en la Cordillera. Nuestros olivos son fertilizados de manera natural con estiércol de cabras".

La cuna de la olivicultura riojana es Villa Mazán, departamento Arauco a 100 km de la ciudad capital de La Rioja. No hay orgullo mayor para un habitante de esta región que la calidad y variedad de sus aceitunas. 

"Estamos presentes en todos los procesos del cultivo del olivo hasta que cosechamos  y procesamos las aceitunas. Somos principalmente productores en fresco de aceitunas para industrias de nuestra región y de otras provincias. Producimos aceitunas de mesa variedad Arauco o criolla y también aceitunas aceiteras variedad alberquina y manzanillas, las usamos para la elaboración de aceite".

Lo más fácil para conseguir las aceitunas que produce Dahbar es por facebook (https://www.facebook.com/danieledgardo.dahbar). Se pueden conseguir bidones de 5kg $100 la N°2 ,que es la ideal para gastronomía teniendo en cuenta que en esta región la aceituna es de carozo muy pequeño y mucha cantidad de pulpa. Se hacen entregas en toda La Rioja.


Compartir esta nota en